C O M E N T A R I O S

S O B R E   L O S  

C U R S O S

Inicié mi acercamiento al mundo del clown hace poco más de tres años llevando talleres de formación con Fiorella Kollmann. Con cada taller y con cada proceso fui descubriéndome y conociéndome cada vez más a través del juego, la verdad y la vulnerabilidad que conlleva explorar y estudiar esta técnica. Aprendí mucho más que ser solamente clown escénico, me involucré en procesos de producción artística y proyectos artísticos de corte social, siempre trabajando junto a Fiorella y ahora impulsando mis propios proyectos. He podido equilibrar ser economista y clown escénico en muchas de las facetas de mi vida laboral como también en la personal, aprendiendo a dar diferentes miradas de las situaciones que se presentan y aceptar el fracaso desde la mirada del payaso, una mirada generosa que no teme arriesgar y hacer.

- Ricardo Maldonado Rodríguez

 

 

Fiorella Kollmann revolucionó mi vida, hay un antes y un después luego de iniciar mis talleres con ella de maestra, de amiga. Logré reconciliarme conmigo misma y aceptar mis derrotas, me apasiona el mundo del clown, el arte y la manera como Fiore nos guía en este camino sin final.

 

- Leonor Acosta

Cuando empecé a entrenar la técnica del Clown, tuve una gran incertidumbre, que poco a poco con la ayuda de Fiorella, empecé a abrazar, disfrutar y crear a partir de mi propio ridiculo; fue liberador y hermoso.
La intuición, la experiencia y la observación que pone en el proceso de cada alumno es sin duda, el mayor aporte a tu formación artística o personal. Gracias  Mamá-clown

- Marco Saldarriaga

Estar en un proceso de clown contigo es un subibaja de emociones dónde aprendes muchas cosas y sientes realmente que das pasos agigantados para mejorar tu personaje clown. Fiorella enseña cosas claves e importantes y una de las cosas más importantes que aprendí es en confiar en la persona que nos enseña. Y yo confío en ella :)

- Juan Carlos Donoso